Saltar al contenido principal

Reencauchados comerciales: ¿Cuánto duran?

A la hora de determinar el límite de antigüedad de un neumático o cuándo puede ser demasiado viejo para ser seguro, es esencial comprender todos los factores decisivos antes de mantener un neumático en funcionamiento o retirarlo. 

En primer lugar, los neumáticos reencauchados son una forma segura y rentable de administrar los neumáticos de su flota cuando su presupuesto no siempre permite la compra de neumáticos nuevos. Deben cumplir con los mismos estándares de calidad y seguridad que los neumáticos nuevos, y cada neumático reencauchado de Bandag que se compra en virtud de un Acuerdo Nacional de Clientes de Flota tiene una garantía limitada de por vida.

Una vez que haya decidido utilizar neumáticos reencauchados, esto es lo que debe saber.

¿Cuánto duran los neumáticos reencauchados y cuál es su vida útil prevista?

Un neumático reencauchado con un buen mantenimiento durará tanto como un neumático nuevo de precio comparable. En promedio, los neumáticos comerciales duran entre tres y cuatro años si se conducen entre 12,000 y 15,000 millas anuales. Y es normal que varíe en función del uso y del mantenimiento, al igual que un neumático nuevo. Si se cuida adecuadamente, un neumático reencauchado puede circular en cualquier condición y a cualquier velocidad que un neumático nuevo y rendir igual de bien. 

​​​​​​​Los neumáticos reencauchados, al igual que los nuevos, deben considerarse para su reemplazo en torno a los seis años y, con toda seguridad, a los diez años, dependiendo de las condiciones de manejo. Otros factores como el desgaste, el estado de la cubierta y otros tipos de fallas harán que un neumático sea retirado del servicio antes. 

¿Cómo se debe mantener un reencauchado para prolongar su uso seguro?

Los neumáticos reencauchados tienen el mismo mantenimiento que los neumáticos nuevos. Asegúrese de hacer lo siguiente:

Mantener el inflado adecuado de los neumáticos: el inflado excesivo o el inflado insuficiente son las dos causas principales de las fallas de los neumáticos. Compruebe la presión del neumático antes de cada viaje y complete el inflado si están por debajo de la PSI recomendada por el fabricante. 

Preparación meteorológica: las temperaturas y los servicios de carretera calientes pueden crear patrones de desgaste de los neumáticos irregulares. Y las temperaturas más frías pueden reducir gradualmente la presión del neumático, lo que repercute en el ahorro de combustible, la vida útil de la banda de rodamiento y la seguridad general en la carretera. 

Comprobar la banda de rodamiento del neumático: comprobar y anotar los patrones de desgaste irregular y la profundidad de la banda de rodamiento es vital. Si tiene un neumático que presenta un desgaste irregular y una profundidad de la banda de rodamiento inadecuada, eso puede acortar la duración de un neumático reencauchado. También puede provocar problemas en la carretera y poner en riesgo la seguridad de los conductores. Debe comprobar rutinariamente las bandas de rodamiento del neumático durante las inspecciones previas y posteriores al viaje. Y por supuesto, cuando las bandas de rodamiento se desgastan, se puede reencauchar el neumático de nuevo. 

Comprobar la alineación del neumático: si sus neumáticos están mal alineados, esto puede acortar la duración de sus neumáticos reencauchados y de sus camiones. El desgaste irregular del neumático es un indicador crucial de que no están correctamente alineados.

¿Existen requisitos de antigüedad para los neumáticos reencauchados?

No existe ninguna orientación específica para saber si un neumático es demasiado viejo para reencaucharlo. Sin embargo, al considerar qué antigüedad tiene un neumático, la práctica general es que los neumáticos se consideran "viejos" a los seis años. La antigüedad, aunque es un factor, no es el principal a la hora de determinar si un neumático es adecuado para ser reencauchado. El estado de la cubierta ayudará a tomar esta determinación más que nada. Considere cuántas veces ha sido reencauchado previamente y la aplicación del neumático al tomar su decisión.

Independientemente de su antigüedad, los neumáticos con condiciones de trabajo extremas, como el manejo prolongado o todoterreno, pueden no ser adecuados para el reencauchado. Los distribuidores de Bandag someten cada cubierta a un riguroso proceso de prueba y reparación para garantizar que los flancos satisfagan nuestros estándares de máxima calidad para el reencauchado y solo reencaucharán un neumático que sepamos que cumple con los estándares de nuestro nombre y garantía.